Básicamente, un nuevo blog relacionado a todo lo que este humilde servidor dice y hace, más allá de la temática que se cubre en el blog de tecnología.

Sobre este sitio

Esto no es nada más que una bitácora que continúa lo que comenzó en la anterior, con las facilidades de Blogger (ya saben).

domingo, 8 de octubre de 2017

Experiencia con NVIDIA GeForce 210 (serie Tesla) e Intel Core 2 Duo


Hace poco adquirí dos componentes para mi HP DC-7700 SFF: un procesador Intel Core 2 Duo E7500 de 2.93 GHz (Wolfdale), y una tarjeta de video NVIDIA GeForce 210 de 1 GB DDR3, ensamblado por MSI. La razón: algo de potencia extra para mi PC, además de descartar cualquier error que ocasione un mal desempeño por culpa del chipset y otras cosas. En un principio, tenía considerado una ATI/AMD HD 6450, pero tomé en cuenta que mi primera tarjeta de video dedicada fue una ATI Radeon 7000, la cual sufrió el infortunio de fundirse y quedarse daltónica en cuanto a coloración hace varios años, opté por NVIDIA.

Para ello, tengo 3 sistemas operativos en mi PC: Windows Vista SP2 de 32 bits (Q.E.P.D., soporte oficial), Debian GNU/Linux 9.1 "Stretch" y Parabola GNU/Linux-libre. El primero, usa el driver suministrado oficialmente por NVIDIA, el cual soporta desde Windows Vista hasta Windows 8.1 (sí, irónicamente, para ese modelo de tarjeta de video, no dan soporte a Windows 10); el segundo, recurro al blob disponible en la rama non-free de Debian; el último, se queda con nada más ni nada menos que el driver libre, Nouveau en su versión más reciente.

1.- Houston, tenemos un problema


Lo primero que me topé a la hora de hacer el repotenciado es el inconveniente que tuve con el BIOS de mi PC, ya que la variante que tengo vino para específicamente funcionar con procesadores Pentium D como el que me vino de serie (Intel Pentium D 915 de 2.8 GHz), por lo que me tocó hacer dos actualizaciones: la del BIOS y la del microcódigo requerido para procesadores Core 2 Duo en adelante.

El flasheo del BIOS fue bastante sencillo, el del microcódigo, no. Tuve que darme cuenta un día después que lo que tenía que hacer era formatear una de mis memorias USB de 8 GB para que arrancase con FreeDOS y meter los utilitarios requeridos para flashear el microcódigo del BIOS, ya que si no lo hacía, no sólo me aparecía el error 1801 en cuestión, sino que la velocidad del ventilador se disparaba al medio minuto.

Y sí, eso significa que tu PC se convierte en una turbina.
Por fortuna, encontré un video de YouTube en el cual, buscando en los comentarios, indicó de forma escueta pero efectiva, la forma en la cual debía instalar el bendito microcódigo que pide el BIOS. Efectuada dicha operación, adiós turbina.

2.- A probar el repotenciado


Teniendo en cuenta los cambios previamente mencionados, empezamos.

A la hora de instalar el driver que me vino de serie en el DVD de la tarjeta de video del "fabricante" (bueno, del ensamblador, el cual es MSI, pero el chipset y el GPU lo ha hecho NVIDIA), me topé con la sorpresa que la versión que venía incluida no era la más reciente. Afortunadamente, el driver no pesaba más de 200 MB para la descarga, por lo que sí pude aplicar la instalación, y asunto arreglado.

Specificaciones de mi PC, desde Windows (gracias, Speccy).


Pude jugar varios juegos y aplicativos que con la tarjeta de video integrada de Intel (GMA 3000) era insufrible la experiencia: las mejoras eran brutales al igual que varios otros factores gracias al OpenGL 3.0. Incluso, para mi "austera" cantidad de aplicativos, el Core 2 Duo me ha beneficiado. Sin lugar a dudas.

En el caso de GNU/Linux, el goce era el doble gracias a que Debian y Parabola los instalé en versiones de 64 bits: en el caso de Debian, el driver privativo (o blobs) de NVIDIA estaba disponible en los repos, además que vienen con un tutorial bastante práctico para configurarlo (sí, hay tanto para modelos antiguos y modernos que tengan soporte oficial vigente). A diferencia de otras distros, en el caso de Debian, los blobs estaban ya optimizados para que los parámetros que brinda funcionen correctamente. Y por supuesto, menos mal que conservé a Debian debido a que facilita bastantes parámetros para descartar cualquier cambio con blobs. Con el caso de Parabola, opté por Nouveau, el cual ando viendo la evolución de este controlador libre para ver si algunas funciones están disponibles. Debido a las limitaciones que tiene dicho controlador, Nouveau a duras penas me permite disfrutar de contenido a Full HD a 30 FPS como máximo, y no tiene acceso a CUDA y demás.

Por el lado del procesador, lo que le habilité fue el acceso a la virtualización y deshabilité el Intel ME en la placa base. Cero quejas en ese apartado, además que la virtualización me ha ayudado en gran manera a poder así manejar con soltura las máquinas virtuales que tengo en VirtualBox.

3.- Conclusiones


Para ser una de las primeras actualizaciones serias que hago a mi PC, se ajusta a mis necesidades que tenía delegadas. Edición multimedia, videojuegos, virtualización, entre otros lares. No voy a pedir más a una PC que tiene más de una década de antigüedad, pero en muchos casos, tener Linux es una buena opción a tener en cuenta, si consideramos que Windows 7 pronto va a terminar su soporte dentro de un par de años y Windows 10 literalmente no tiene buen soporte en sus drivers integrados, por lo que cualquier distribución GNU/Linux le caería a pelos por el soporte de hardware.

En fin, con el trato que tiene actualmente Microsoft con el hardware con varios años de antigüedad, me hacen confiar más en GNU/Linux y BSD (incluyendo MacOS) por encima de Windows mismo.

0 comentarios:

Publicar un comentario